“Nunca”

Mi perro Chiflo no sabe que es un perro, ni lo sabrá nunca. No sabe quién hizo la casa donde vive, ni por qué cada mañana tiene agua en su pequeño cuenco de metal.

Cuando paseamos por la orilla del mar, al anochecer, nos sentamos frente a las olas que rompen, y él las mira y me mira.

Así, como una bisagra entre el cielo y la mar, me pregunto por qué es tan oscuro, cuando de él cuelgan millones de estrellas… y ni siquiera puedo imaginarlo, ni lo haré nunca.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s