“Mercurio”

Del viejo carpe apenas cuelgan unas pocas hojas amarillas que tiemblan al paso del viento. El árbol se engalana con el color rojo del pecho de un pequeño pájaro, que nervioso, observa el suelo negro y húmedo, donde yacen descompuestas las hojas que vistieron sus ramas.

Mercurio no tiene atmósfera y allí cada día es igual al siguiente, desde hace millones de años.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Mercurio”

  1. Elvira dijo:

    Muy hermoso. A ver si cuidamos esta tierra nuestra…

    ¡Felices reyes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s