“Dos cautivos” de Lajos Zilahy (1)

Un mendigo cojo se hallaba sentado bajo un árbol. En su macilento rostro mostraba las huellas de la tuberculosis. El infeliz dormitaba con la cabeza inclinada hacia un lado, y los rayos del sol, que le daban en una mano, se la hacían tan transparente que casi podían vérsele los huesos.

Ante él tenía una gorra, que en vano esperaba sobre el asfalto. En su interior no se veía ni una simple moneda chica.

Una suave brisa ascendía del lado del río y los árboles se estremecían a su soplo. Parecía un suspiro humano y, conmovido, un árbol dejó caer, como si fuera una moneda de oro, una de sus hojas en la gorra vacía del mendigo.

Aquella noche sacó de debajo de las sábanas un pie de nívea blancura y lo deslizó con sumo tiento hasta el suelo, como quien entra en un baño de agua fría. Una vez en pie se aproximó al armario y lo abrió. Del interior del mueble saltó hasta ella el suave y tibio olor de la ropa limpia, el perfume propio del armario de una muchacha.

Y al cerrarlo se vio reflejada en la luna de la puerta, vestida solo con la camisa de noche. Luego se recogió ligeramente el borde de la camisa, subiéndosela hasta las rodillas. Acto continuo, con brusco y repentino movimiento, se quitó la camisa del todo, y su corazón comenzó a latir más fuerte que de costumbre al verse reflejada en el espejo completamente desnuda.

Oscurecía muy temprano en la ciudad y las casitas de la calle del Teniente parecían encogerse sobre sí mismas bajo las negras sombras del otoño.

Péter entonces corrió hacia ella. La joven subía ya la escalera y cuando estuvo en el primer descansillo se detuvo y miró a Péter con las mejillas encendidas, si bien una sonrisa iluminaba su rostro, como quien ya se encuentra libre de todo peligro. Más encarnada que nunca, en su mirada se reflejaba temor, excitación, una especie de coquetería. Desde arriba sonrió a Péter.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recortes de libros, Relatos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s