El perdón de Primo Levi

(Leído en el blog de Rafael Narbona)

“Me sentí satisfecho cuando Eichmann fue capturado, me sentí satisfecho por el juicio de Nuremberg. Debo confesar que en estos pocos casos la pena de muerte no me ofendió, aunque yo sea en general contrario a la pena de muerte; pero el perdón así por las buenas, el perdón ante el culpable que no se arrepiente no lo acepto, no me parece que forma parte de lo justo. Si el culpable ya no es culpable, deja de ser tal, da muestras inequívocas de no ser ya culpable, de haber renegado del propio pasado, entonces estoy dispuesto a perdonar, pero entonces ya no es un perdón, es una aceptación”

“Quien comete un crimen tiene que pagarlo, a menos que se arrepienta. Pero no con palabras. No me basta el arrepentimiento verbal. Estoy dispuesto a exculpar a quien ha demostrado con los hechos que ya no es el hombre de antes. Y no demasiado tarde”.

(Willy Brandt en 1970 en el ghetto de Varsovia)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recortes de libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s